El día que Isbylia se convirtió en Sevilla

  • Home
  • El día que Isbylia se convirtió en Sevilla

Corría ya el siglo XIII, lejos ya de aquellos años de bonanza, apogeo y prosperidad donde Abderramán III era el soberano más rico y poderoso de las tierras del mundo conocido por esa época. En esa época, los cristianos estaban ya enfrascados en una ofensiva en todos los frentes contra los ejércitos musulmanes, los cuales aún darían guerra hasta la caída de Granada en 1492.

Pero situémonos ahora en ese siglo XIII donde los cristianos, tras varias conquistas como la de Córdoba en 1236 o Jaén en 1246 tenían en mente la toma de Sevilla, una delas llaves de acceso al Guadalquivir y al valle que lleva dicho nombre. Sevilla era una urbe fortificada con bastantes kilómetros de murallas, por lo que tuvieron que ponerse de acuerdo con algunos reyes como Jaime I de Aragón o el mismo rey de Granada Alhamar. Dicho reino granadino acordó ser vasallo de Castilla tras la caída de Jaén y la situación política que se vivía. Pero no sería tarea fácil tomar Sevilla, ya que estaba fuertemente guarecida y poseía sistemas de abastecimiento en caso de ser asediada desde el exterior. Bajo el mandato de Yusuf (califa almohade), se rehízo y apuntalo el nuevo trazado de las murallas, las cuales dieron forma fija a una villa que durante mucho tiempo había sido moldeada y decorada por el flujo de los diversos cauces fluviales como eran el rio Guadalquivir y los arroyos Tagarete y Tamarguillo.

También se realizaron otras obras tales como la construcción de los maravillosos y necesarios Caños de Carmona (1172), un fantástico acueducto que medía más de 14 kilómetros, de igual manera se levantó el famoso construyó el Puente de Barcas (1171),que unía Sevilla con Triana y permitía el abastecimiento desde este lugar y desde el Aljarafe. Bajo su mandato también se edificó la famosa mezquita almohade (1182) y su alminar (1198), posteriormente llamada La Giralda, así como la simbólica Torre del Oro(1221), torre albarrana fortificada que defendía el río…Sin olvidar que los almohades la habían hecho su capital, una capitalidad que mostraba el orgullo de Al-Ándalus por sus ciudades y villas más preciadas y valoradas…Las ciudades del Sur.

Par el verano de 1246 darían inicio los preparativos de la conquista. El primer paso sería una reunión en Jaén donde Fernando III daría instrucciones a todos sus capitanes y hombres de armas, también en esta urbe se vería las caras con el almirante Bonifaz para encargarle poco después la construcción de la famosa flota cántabra que quebraría las defensas musulmanas. El ejército castellano se reuniría en el otoño del año 1246 en la ciudad de Córdoba para partir hacia Sevilla, las tropas eran de origen heterogéneo y se podían ver desde soldados castellanos, navarros, unidades de caballería, arqueros,miembros de órdenes militares, familiares del mismo Fernando III como sus hermanos e incluso contingentes provenientes de Granada, taifa en esos momentos bajo la influencia de Castilla. Todo ello apoyado desde Roma por el Papa Inocencio IV, el cual dictará una bula en la cual exigía una cantidad para financiar la campaña, Europa se impregnaba del espíritu evangelizador del catolicismo, siendo las cruzadas el pilar máximo de estos actos.

Hubo algo que casi manda al traste toda la operación de asedio, y fue la muerte de doña Berenguela, la madre de Fernando III, el cual se planteó si ir o no a Castilla a darle elúltimo adiós. Superado este duelo Fernando III se lanzó a la conquista de Sevilla por todos los medios. A principios de 1247 la situación para los castellanos era ventajosa,ya que años atrás Fernando III había allanado el terreno mediante diversos pactos o rendiciones en localidades de alrededor a fin de evitar ataques sorpresas o incidentes con otros reyezuelos musulmanes. Sirva de ejemplo mencionar que, tras la toma de Córdoba en 1236 llevó a cabo una serie de conquistas de manera rápida mezclando la guerra con el pactismo y la diplomacia hasta el comienzo del asedio a Sevilla.

Para inicios de 1247 los castellanos habían tomado las localidades de Tocina, Gerena,Cantillana, Setefilla, Lora, Guillena o Constantina. La plaza fuerte que tomaron sería Alcalá del Río, una de las principales llaves de entrada a Sevilla y cuyo valor estratégico era enorme ante el enemigo, ya que se hallaba a menos de 15 kilómetros del objetivo principal. Al ser tomada Sevilla quedaba esta casi sin defensas a su alrededor con lasque oponerse al enemigo, si bien Sevilla poseía una gran guarnición y suministros para resistir, pero no de manera eterna.

Fernando III quedaría acampado en esta localidad hasta el día 15 de agosto, momento en el que se dirigen hacia Alcalá de Guadaíra, otra plaza clave. Desde aquí se pretendíados objetivos para seguir en la campaña de la conquista de Sevilla. Por un lado deseaban llegar ante San Juan de Aznalfarache para atacarla y tomarla en batalla, desdeaquí se pretendía suministrar apoyo a la flota norteña que se aproximaba desde Sanlúcarde Barrameda. Era el día 20 de agosto de 1247 cuando los castellanos comenzaron de manera oficial el cerco ante Sevilla, ya no habría vuelta atrás. Una armada venida deCantabria de la que hablaremos a continuación atracó en la zona de Tablada junto alejército de tierra, y con la localidad de San Juan enfrente, todo estaba listo y dispuesto para empezar el asedio. Se debe tener en cuenta que el factor acuático era indispensable para tomar Sevilla, los musulmanes de abastecían desde África por mar y por tierra desde San Juan de Aznalfarache, el Aljarafe y Niebla, en la provincia de Huelva.

El objetivo principal era privar a los musulmanes del río y su uso, representado en el puente de barcas que unía a Sevilla y Triana, y a Triana con las localidades antes mencionadas, por lo que se debería llevar a cabo un asedio terrestre y naval. Para ello recurrieron a un almirante de origen burgalés experto en las artes de la mar (quien lo iba a decir un señor de Burgos experto en el mar), si bien se sospecha que tenía sangre italiana o del sur de Francia, lo cual encaja más en su conocimiento de las artes marítimas. En la entrevista que mantuvieron todas las partes en Jaén el Rey fue claro ensu exposición, se precisaba armar una escuadra en Cantabria para llevarla al mismo Guadalquivir, Bonifaz vio bien la idea y se puso en práctica de manera inmediata. Para dicha empresa se construyeron 13 naos y 5 galeras en los astilleros de Santander, Castro Urdiales, San Vicente de la Barquera y Laredo. También fue preciso reclutar no menos de mil marineros y hombres de armas para combatir. A lo largo del primer semestre del año 1247 se construyó dicha flota y ya para el verano de ese mismo año y como antes mencionamos, la flota de Bonifaz ya se hallaba en tierras sevillanas prestas y listas para el combate contra las naves enemigas y las defensas musulmanas.

Para la primavera de año 1248 llegaran refuerzos cristianos. Por una parte destacamentos de infantería se situarían en la actual Buhaira, teniendo la zona oriental sevillana ante sí, junto a este sector también controlarían los caños de Carmona que eran los encargados de suministrar agua a la urbe. Por la zona Norte, en la Macarena, otras tantas unidades de infantería acamparían en el lugar, las zonas sur y oeste serían ocupadas por órdenes militares y milicias al mando de clérigos como el arzobispo de Santiago. Para verano del año 1248 toda la ciudad estaba cercada, pero quedaba tomar el río y sus rutas de suministros para terminar el asedio que había provocado numerosas bajas en ambos bandos, con combates cuerpo a cuerpo muy sangrientos y usando todo tipo de armas y proyectiles. Para el 3 de mayo se produjo la rotura del puente de barcas a sangre y fuego contra las defensas musulmanas, las cuales lanzaban todo lo que tenían a mano contra las naves castellanas, habría luchas encarnizadas en la zona del castillo de San Jorge en Triana pero los castellanos lograron avanzar y asentar sus posiciones.La guarnición musulmana seguiría resistiendo algunos meses más hasta que, finalmente,el día 23 de noviembre tras unas duras negociaciones se firmó la capitulación por parte de Axataf, el gobernador musulmán de Sevilla…Tras catorce meses y tres días, sería uno de las últimos asedios y conquistas a los musulmanes.Tras la batalla quedaba unaparte desagradable y dura que cumplir, la expulsión y evacuación de los musulmanes.Fernando III les concedió a los habitantes de la conquistada ciudad un lapso de tiempo para recoger sus pertenencias y poco más…

Tras esta tregua o parón Sevilla quedó desierta tres días completos y los musulmanes serían escoltados con unidades cristianas a zona islámica o donde quisieran, algunos volvieron al norte de la actual Marruecos con la llaves de sus casas sevillanas que nunca volverían a visitar. Esta evacuación se llevaría a cabo durante un mes sin incidente alguno y finalmente el día 22 de diciembre, un mes después de tomar la ciudad, y aprovechando la conmemoración del traslado de los restos de San Isidoro a León,Fernando III entraría en Sevilla por la actual calle San Laureano, en la llamada puerta de Goles. A partir de ese día Sevilla sería repoblada por ciudadanos provenientes de diferentes partes de Castilla, los cuales fueron atraídos por ventajas económicas,jurídicas y fiscales, si bien la ciudad en su extensión total no sería habitada hasta tiempo después por falta de población.

Como curiosidades finales decir que por ejemplo el actual escudo de Santander representa, al igual que el de otros muchos municipios de la costa cántabra, el mérito que tuvieron las naves y marinos cántabros en la toma de Sevilla. En él figuran la Torre del Oro, así como la recreación del barco en el que el Almirante Bonifaz y sus hombres rompieron las defensas musulmanas, las cuales se encontraban amarradas entre la Torre del Oro en la orilla de Sevilla y otra torre más pequeña que estaba situada en la otra orilla y que actualmente ya no existe.